El conjunto de piezas arqueológicas y libros históricos fue repatriado, vía valija diplomática, por la Secretaría de Relaciones Exteriores

Repatrian par de libros sustraídos en la intervención estadounidense en Ciudad de México

Repatrian par de libros sustraídos en la intervención estadounidense en Ciudad de México, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), expresa su beneplácito por la repatriación de una veintena de bienes precolombinos elaborados por las culturas mesoamericanas, así como de un par de volúmenes impresos de los siglos XVII y XVIII, estos últimos sustraídos durante la intervención estadounidense en México (1847-1848).

El lote de objetos, producto de restituciones voluntarias, es signo de un cambio de mentalidad y de cooperación binacional, que impacta positivamente en el conocimiento de un momento histórico que definió los destinos de ambos países.

El conjunto de piezas arqueológicas y libros históricos fue repatriado, vía valija diplomática, por la Secretaría de Relaciones Exteriores, la cual gestionó su retorno a través de la Consultoría Jurídica de la Cancillería y del Consulado General de México en Nueva York. Los bienes se resguardan en la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos del INAH, instancia que realizará la debida inscripción pública de los monumentos susceptibles de ello en el Sistema Único de Registro Público, para su posterior investigación y conservación por parte de especialistas del instituto.

En esta cooperación, destaca la iniciativa de la Asociación Histórica del Condado de Monmouth (MCHA, por sus siglas en inglés), de Nueva Jersey, organización sin fines de lucro que posee una colección donada en 1933 por un descendiente del militar James Wall Schureman (1822-1852), que combatió en la invasión estadounidense a México, cuyo culmen fue la toma de la Ciudad de México, a mediados de septiembre de 1847.

De dicha colección proceden los dos volúmenes repatriados, a los que se suma un tercero que fue devuelto a México por la misma vía diplomática, a inicios de febrero pasado. Cabe destacar el ahínco del autor Rick Geffken, quien, al visitar hace dos años la biblioteca de la MCHA, reparó en el origen de estos libros y, desde entonces, junto con miembros de dicha asociación histórica, se puso en contacto con el cónsul general de México en Nueva York, Jorge Islas López, para gestionar su retorno.

Como señala el subdirector de Registro de Monumentos Arqueológicos Muebles del INAH, Jaime Alejandro Bautista Valdespino, los tres documentos muestran la misma nota en inglés en la primera hoja: “La familia de James Wall Schureman Campbell / sobrino de James Wall Schureman, primer teniente del ejército de los EE.UU., sirviendo con el general Winfield S. Scott en la guerra contra México / Este libro tomado de un palacio en la Ciudad de México”. Es sabido que, una vez firmado el Tratado Guadalupe Hidalgo, las tropas estadounidenses abandonaron la capital mexicana el 12 de junio de 1848.

El arqueólogo Bautista Valdespino comenta que uno de los dos libros recientemente repatriados data de 1714. En él se hacen del conocimiento del rey de España los méritos del “licenciado DON FELIPE Rodriguez de Ledefma, Cornejo, Núñez de Prado, y Zúñiga: Canonigo de los mas antiguos de la Santa Igefia Cathedral de la Ciudad de los Angeles en la Nueva-Efpaña […]”, y se adjunta un extenso árbol genealógico. El impreso termina con la siguiente frase: “Con licencia en la Puebla: por la viuda de Miguel de Ortega”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.